Las buenas prácticas editoriales en la producción y difusión del conocimiento en enfermería.

  • Reyna Matus Miranda

Resumen

Cada vez es más claro para quienes formamos parte de los grupos de trabajo de enfermería la necesidad (e incluso obligatoriedad) de la difusión, apropiación y aplicación del conocimiento producido por las y los propias/os enfermeras/os. De manera particular, la difusión toma importancia a partir de la segunda década del siglo XX cuando, en 1952, se publica en Estados Unidos de Norteamérica la primera revista de investigación en enfermería, Nursing Research,2 y años más tarde la Revista Latino-Americana de Enfermería (Rev. Latino-Am. Enfermagem) la cual ve la luz por primera vez en el año 19933. Esta última se ha convertido, en el ámbito Latinoamericano e Iberoamericano, en una importante vía para que el personal de enfermería de a conocer la producción de conocimiento. Para el caso de México las aún escasas revistas de enfermería de carácter científico que existen se han congregado, desde hace algunos años, en torno a un grupo de trabajo denominado Red Mexicana de Editores de Revistas Científicas de Enfermería (Red MERCE), el cual ha sido la base para el desarrollo conjunto; buscando alcanzar estándares de calidad, sustentados en buenas prácticas editoriales, que posibiliten un conocimiento publicado válido y confiable, para la toma de decisiones del profesional de enfermería dentro y fuera de nuestro país.4

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Publicado
2017-12-31